El permiso de paternidad se reconoce como un derecho del trabajador, pero no es obligatorio disfrutar del mismo.

El Real Decreto-Ley eleva progresivamente hasta las 16 semanas los permisos de paternidad de los padres, quienes sean padres a partir del 7 de marzo podrán disfrutar de hasta ocho semanas para cuidar a sus hijos, una cifra que aumentará hasta las 12 semanas en 2020 y las 16 semanas en 2021.

La nueva normativa define que las primeras seis semanas tras el nacimiento deben disfrutarse de forma ininterrumpida, aunque a partir de ese momento los progenitores pueden utilizar la baja de manera alternante. Las semanas no son transferibles.

Condiciones imprescindibles

Para acogerse al permiso de paternidad, el padre debe ser trabajador en activo (ya sea por cuenta ajena como propia) y cotizar a la Seguridad Social con un periodo mínimo de cotización.

El permiso de paternidad por nacimiento, adopción o acogimiento además puede disfrutarse a tiempo parcial si el trabajador y el empresario llegan a un acuerdo, y la jornada realizada no sea inferior al 50% de la respectivo a un empleado a tiempo completo.

En el portal web de la Seguridad Social se puede  consultar los requerimientos que se necesitan para poder solicitar este tipo de permiso. En caso de que el bebé fallezca en el parto o que nazca muerto tras más de 180 días de vida fetal, el padre no tiene derecho a la baja por paternidad.

Si el bebé nace con vida pero fallece al poco tiempo, el padre tendrá derecho al permiso de paternidad si ha tramitado la baja mientras el bebé estaba con vida.

Leer  Tipos de despidos (España)

¿Qué es la baja por paternidad y cuántos días dura?

            Es un subsidio o ayuda que se entrega a los empleados que suspendan el contrato de trabajo o cesen en su actividad, durante los días legalmente establecidos, con motivo del nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento. La última ampliación, en vigor desde el 1 de abril del 2019, elevó su duración a 8 semanas.

            El Permiso de paternidad  será  pagado el 100% de su sueldo, incluido todos los conceptos de la base reguladora, regularmente incluidos en todos los complementos asignados en la nómina. El Tribunal Supremo ha determinado que las cantidades recibidas a lo largo del permiso de maternidad o paternidad están exentas del IRPF.

            El reporte de paternidad del servicio de salud, la solicitud del permiso remitida a la compañía y el modelo oficial de la solicitud de paternidad. Los trámites deben hacerse con tiempo suficiente para no causar problemas a la compañía en la que se trabaja.  En el momento de la tramitación hace falta llevar además la última nómina, fotocopia del DNI, libro de familia actualizado y recibo del banco en el que se deba acceder la retribución. El cobro se producirá tras la segunda semana del mes siguiente a la generación del derecho.

            Es muy importante tener saber  que el monto que cancelara el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) corresponde a la última nómina pagada al empleado. Independientemente de que en meses anteriores el empleado tuviera una mayor o menor compensación. La referencia siempre será el mes anterior a la solicitud del permiso.